Páginas vistas en total

viernes, 27 de marzo de 2009

Niveles de proyección de la Danza Tradicional en Venezuela.


Es muy común observar a lo largo y ancho del territorio venezolano disputas sobre qué tipo de proyección debe tener la danza tradicional, cuando hablo de proyección me refiero a la que se le da a la danza tradicional partiendo de su punto más autóctono sufriendo en sus diferentes niveles cabios que alteran la pureza del punto de partida original, es normal conseguirnos con diversas propuestas que aunque insisten en poseer un estudio previo de la manifestación en cuestión pecan por desconocimiento y sus propuestas se convierte en una expresión artística más que en una propuesta tradicional o nacionalista.

Es por eso que presento ante ustedes una posible guía de cómo mantener nuestra identidad folclórica respetando sus parámetros, sin que esta se convierta en privativa a la inventiva de algunos coreógrafos con excelentes propuestas dancísticas pero que lamentablemente no entran en los niveles de proyección de la danza tradicional y folclórica.

TIPOS DE PROYECCIONES

Una vez de que una manifestación tradicional o popular sale de su lugar real o entorno y fecha de celebración de acuerdo al calendario de manifestaciones populares y religiosas llevándose a un escenario, se puede decir que se hace una proyección o teatralización del hecho festivo.

Partiendo de la necesidad de la difusión y formación del hecho popular en el ámbito nacional, local regional e internacional, se pueden encontrar o visualizar diferentes grados o estadios de proyección:

PRIMER NIVEL: se refiere a aquellas puestas en escenas representadas por los oficiales o cultores de la manifestación popular, trasladándose a otro sitio distinto donde se realiza el hecho festivo, religioso, tradicional o ritual. En este caso podemos encontrar 2 grandes grupos:

Aquellos cultores que realizan el hecho teatralizador sin cuenta al público, utilizando accesorios, vestuarios, cantos, instrumentos musicales, desconociendo aspectos relativos a la escena tales como:

Tiempo del espectador, iluminación maquillaje, etc. El otro grupo de cultores son aquellos que estudian el espacio escénico para sus desplazamientos, los recursos técnicos tales como: sonido, colorido del vestuario y tiempo en el espectáculo.
Estos son los casos de grupos musicales y danzarios donde existen cultores conocedores de su manifestación y de los recursos técnicos que se requiere en el montaje de un espectáculo. La fidelidad en cuanto a la naturalidad corporal y facial, vestuario, accesorios, coreografía en menor tiempo, pasos, estilos y carácter de los ejecutantes son cuidados por este segundo grado de cultores.

SEGUNDO NIVEL: es aquel en que las manifestaciones surgidas del primero son aprehendidas en sus aspectos formales, como valores musicales, danzarios, literarios y prácticos basados formas y normas tradicionales, aquí se imponen las reglas formales del hecho popular acomodando al ejecutante al ojo del observador espectador. En esta nueva situación, ciertos imperativos de tiempo y espacio obligan a regulaciones para hacer viable la relación de comunicación entre los ejecutantes y el auditórium o público. Se presentan las danzas o bailes tomando en cuenta los elementos técnicos de la puesta en escena, ensayándose en algunos casos en el espacio escénico para lograr un impacto agradable al receptor o público. En estas proyecciones las ejecuciones van acompañadas por un discurso oral, explicativo-didáctico muy sintetizado, que de al espectador una información de algunos detalles formativos. El vestuario utilizado por los ejecutantes es el popularizado por los cultores utilizándose los accesorios inherentes a la celebración danzaria. Cabe destacar aquí el dinamismo del hecho cultural Por lo que es necesario buscar aquellos elementos comunes convencionales que estén vigentes en la manifestación, para no perder la indumentaria que identifique la historicidad y carácter etnográfico del baile o danza.

En cuanto a la ejecución de los pasos y figuras se respeta los estilos y caracteres de los bailadores, dándose muestras de las partes, divisiones, escenas o episodios en forma secuencial sintetizada. Este tipo de proyección es la que se encuentra en el área de Artes Escénicas de los programas de 1 era y 2da etapa de la Educación Básica del Ministerio dc educación para llevar a cabo el proceso formativo del educando y difusión en actividades del calendario escolar.

TERCER NIVEL es aquel nivel, en que un trabajo técnico y especializado desarrolla y amplia con necesarias estilizaciones la manifestación danzaria, sin salirse de las fronteras y marcos referenciales de la puesta en escena, dimensionando su foco comunicativo a nivel de lo que llama espectáculo teatral: Considerable reunión de efectos sensoriales que magnificados ejercen sobre un público, que puede ser masivo, efectos estéticos capaces de sensibilizarlo emotiva e intelectualmente.

CUARTO NIVEL: se ubica en el ámbito de la creación artística inspirada en un lenguaje innovador y experimental, con movimientos dancísticos de libres composiciones, donde la música e instrumentos musicales pueden ser productos por un compositor.

1 comentario:

Aura Buitrago dijo...

Buenas dias,

Bueno le escribo conel fin de establecer un contacto con usted ya que soy estudiante de danza de la Facultad de Artes de Bogota (colombia) Y estamos interesados en investigar la postura actual sobre la danza de proyección. Viendo su articulo me doy cuenta un poco de su postura frente al asunto y nos gustaria a mi frupo de trabajo y a mi poder saber mas sobre sus conocimientos y discurso acerca de esto.
espero sea posible

atentamente,

AURA BUITRAGO